ARTÍCULOS

ESCAPA DE TU ZONA DE CONFORT

27 Marzo 2018, 12:00 am Escrito por:  SILVIA LILIANA SALAZAR LLERENA

La zona de confort es un estado natural hacia el que tendemos la mayoría de las personas y en el que nos sentimos cómodos en un estado confortable con un nivel de ansiedad neutral.

A lo largo de nuestras vidas, todos hemos salido en más de una oportunidad de nuestra zona de confort, muchas veces con la ayuda de alguien más, otras veces por cuenta propia. Desde que nacemos y salimos de un ambiente cálido para enfrentarnos a una nueva vida e ir aprendiendo en cada etapa por medio del ensayo – error en donde aprendimos a comer, gatear, caminar, correr, hablar, leer y más; y en cada aprendizaje se nos presentó un riesgo que decidimos enfrentar y al dominarlo logramos ampliar nuestra zona de confort.

Mientras más pequeños fuimos, salimos con más frecuencia de nuestra zona de confort pues no nos daba temor probar y aprender nuevas cosas, experimentar nuevas situaciones; quizás no mediamos los riesgos o el riesgo no era significativo, pero una vez superados nuestra zona de confort se ampliaba más. Pero a medida que crecemos, el temor a los cambios se hace mayor y nuestra zona de confort va disminuyendo su crecimiento o se va estancando, talvez porque comenzamos a ser más conscientes de los riesgos que genera un cambio en nuestro estilo de vida ya dominado, talvez porque detrás nuestro hay una responsabilidad mayor que no queremos arriesgar, lo cierto es que muchas veces el no arriesgar medidamente o al no querer afrontar un cambio nos estamos limitando o privando de muchas oportunidades de mejora, de las que podemos ser beneficiados y a la vez de poder beneficiar a nuestro entorno.

Todo cambio con algún riesgo nos provoca ansiedad. la ansiedad óptima es el punto máximo que nuestra productividad y rendimiento pueden alcanzar, así también existe un nivel de ansiedad que nos provoca estrés y hace que nuestra productividad y rendimiento decaigan, es por eso que necesitamos cada cierto tiempo llegar a ese nivel de ansiedad óptimo que nos ayuda a dar un paso más cerca de nuestros objetivos y que nos ayuda a mejorar. Cada paso que damos fuera de nuestra zona de confort nos ayuda a entrar a una zona de aprendizaje en donde experimentamos situaciones y cosas nuevas, las comparamos con lo que ya conocemos y dominamos y se va acumulando con lo aprendido anteriormente.

Más allá de nuestra zona de aprendizaje se encuentra la zona de pánico o zona de magia que es donde se cumplen nuestros sueños y objetivos, y para llegar ahí tenemos que ir identificando cada uno de nuestros miedos y enfrentarlos paso a paso, y algunas veces regresaremos a nuestra zona de confort a meditar sobre nuestras experiencias y recatar los beneficios obtenidos.

No todos vamos al mismo ritmo, mientras algunas personas les es más fácil tomar decisiones inmediatas, otras somos más analíticas y nos tomamos nuestro tiempo, lo importante es tener el valor de tomar esa decisión que nos haga ir más allá de nuestros miedos.

Confiemos en nosotros mismos, arriesguemos y hagamos del cambio nuestro hábito. A veces, pequeñas decisiones hacen un gran cambio. Sigamos aprendiendo, descubramos de qué somos capaces.